(Foto de José Frade)

Del 28 de junio al 1 de septiembre de 2019.

Se acaba de inaugurar en el Museu da Marioneta de Lisboa, sito en el Convento das Bernardas de la calle Esperança, nº 146, de la capital lusitana, la exposición de títeres y máscaras chinas titulada ‘Héroes y Beldades, Payasos y Villanos: la magia del Teatro de Marionetas Chino’. La muestra está comisionada por Robin Ruizendaal, director del Taiyuan Asian Puppet Theatre Museum, y se ha realizado a partir de la colección propia del Museu da Marioneta.

Foto de José Frade.

Clasificado como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, el teatro de marionetas y de sombras de la China ha sido una de las primeras manifestaciones en el mundo del arte de las marionetas, pronto extendida a otras técnicas de manipulación. Sus diversas modalidades abarcan distintas áreas de la expresión artística, como el canto, la ópera, la literatura, las artes plásticas y la artesanía.

Foto de José Frade.

Traducimos a continuación el texto escrito por Robin Ruizendaal que introduce y sitúa las piezas de la exposición:

El Teatro Chino de Marionetas y de Máscaras. 

Todas las noches, centenares de compañías de teatro de marionetas actúan en plazas de aldeas o en los templos por toda China. Cuando la música empieza, el espectáculo puede comenzar.

Foto de José Frade.

Los espectáculos de vara, hilos, sombras o guante, o hasta las danzas con máscaras, dan vida a la historia de China, con sus héroes, beldades, demonios y gente común. Las marionetas y las máscaras nunca envejecen y están manipuladas de generación en generación. Esta tradición se remonta a 2000 años, durante la Dinastía Han, en la que las máscaras y las marionetas eran usadas en los rituales religiosos, que más tarde se transformarían en espectáculos de teatro.

Foto de José Frade.

El teatro de marionetas chino nunca perdió sus orígenes religiosos y, a pesar de las turbulencias políticas del siglo XX, los dioses todavía aparecen en los escenarios, para bendecir a la comunidad y prometer paz, riqueza y éxito en la vida.

Foto de José Frade.

Esta exposición ofrece una visión sobre la emocionante cultura del teatro de marionetas chino, con marionetas, sombras y máscaras del Norte, del Sur y del Oeste del país.

Foto de José Frade.

Las muy especiales marionetas de vara de metal del área del dialecto de Chaozhou, en el sur de la China, están muy bien representadas. Estas marionetas tridimensionales tienen su origen en el teatro de marionetas de sombras y son las únicas con cabezas de barro en vez de madera.

Foto de José Frade.

El propio teatro de sombras aparece en la exposición con muchos ejemplos de las famosas marionetas de sombra de Tangshan, en el norte de China. El teatro de sombras tiene sus raíces en Asia, y en la China central y norte se desarrollaron y se transformaron en la más sofisticada forma de teatro de sombras del mundo.

Foto de José Frade.

Los títeres de guante son originarios de la zona costera de Fujian. Sus habitantes emigraron desde el siglo XVII hacia la isla de Formosa (Taiwan) y hacia el sudeste asiático, llevando consigo sus tradiciones de marionetas de guante. En la exposición podemos ver las marionetas Golden Ray de Taiwan y las Wayang Potehi de Indonesia. Por primera vez, las marionetas de la diáspora de Fujian y sus transformaciones en diferentes comunidades chinas son mostradas juntas en una exposición.

Foto de José Frade.

Por fin, pero no menos importante, tenemos un magnífico conjunto de máscaras Nuo de la provincia de Guizhou. Estas máscaras fueron usadas por actores de las aldeas como parte de los rituales religiosos sazonais.

Foto de José Frade.

Las máscaras, como las marionetas, son excelentes ejemplos de la escultura china. Cada máscara es una obra de arte en sí misma, representan las caras de dioses, héroes, demonios y gente común de la China.

Foto de José Frade.

Esta exposición abre una ventana para un único y siempre vivo elemento de la cultura china raramente visto por los visitantes. Escenarios transitorios se siguen construyendo todas las noches en las zonas rurales, y con el son de los gongs y de los tambores, las marionetas entran en escena con todo su esplendor.

Foto de José Frade.

¡Que lo disfruten!

Robin Ruizendaal

Etiquetas: , , ,