(2007. ‘A Doncela guerreira’. Espectáculo de Monicreques de Kukas especialmente creado para a la Exposición conmemorativa de las Misiones Pedagógicas 1931-1936 que se inauguró en Madrid en el Centro Cultural Conde Duque. Imagen cedida por la compañía. De pie a la izquierda Kukas, a la derecha Isabel Rey)

Monicreques de Kukas es la compañía profesional de teatro de objetos más antigua de Galicia, fundada en el año 1979 en Santiago de Compostela por los polifacéticos artistas Marcelino de Santiago “Kukas” e Isabel Rey. En los inicios se denominaron Monicreques, una palabra inventada por Marcelino que con los años fue sinónimo de títeres en la comunidad gallega, y en los años 90 añadieron al nombre “de Kukas” quedando definitivamente Monicreques de Kukas.

1979-80-81. Cesar Lombera caracterizado de Santiago Apostol  y Marcelino de Santiago acompañándolo con la gaita el 25 de Julio en la plaza del Obradoiro en Santiago de Compostela.

Kukas era un niño artísticamente precoz, cuenta que “con 8 y 9 años hacía veladas en casa y representé poemas de Machado, imité a Charlot, y tuve que dejarlo porque perdía dinero, ya que para que la gente viniera al teatro les regalaba chufa, regaliz, era muy mal negociante. También hacía películas, le quitaba el pegamento a la cinta de celofán y después dibujaba las escenas para darles movimiento. Yo estaba en el Seminario Menor, de ahí surgieron muchos actores y artistas como Xesús Oliveira Pico, Celso Parada. El Seminario tenía un teatro con focos y representamos El Médico a Palos de Moliere, yo fui el director, lo cortamos y duró 30 minutos … y como no había chicas, no había personajes femeninos… Con 14 años teníamos un grupo de teatro amateur, hacíamos pantomima, pero era autodidacta, no teníamos referencias. Entonces comenzó a venir a Santiago gente como Marcel Marceau, o un grupo polaco que era impresionante, también venían artistas catalanes y alguna muestra de marionetas; Santiago era un hervidero de cultura, había clubes de cine y después de la proyección siempre una charla. También a los 14 años hice la primera exposición de pintura, la poesía, después tocaba la gaita, en ese mundo de la cultura todo estaba mezclado…Nos reuníamos en los bares, cantamos, jugamos. Era el fin del régimen franquista y fue muy duro, cuando tocabas la gaita o hacías pantomima en la calle la policía venía y tenías que huir. Escribí obras dadaístas, no sabía que eran dadaístas, lo supe más tarde cuando los amigos que salían a fuera traían libros… había muy poco en las bibliotecas, principalmente autores españoles, Arniches, teatro burgués, y a mí me gustaba mezclar cosas, objetos, poesía, música, pantomima. Fuimos muy atrevidos, en el año 78, 79, 80, César Lombera salía el 25 de julio por la plaza del Obradoiro disfrazado del Apóstol Santiago, en zancos, y yo con la gaita”.

Los espectáculos.

Fabanola e o televexo fue el primer montaje de Monicreques, estrenado el 4 de marzo de 1979 en Arzúa, durante la celebración de la Feira do Queixo. Cuenta Kukas que: “después de hacer pantomima en unas fiestas de Arzúa, tomando unos vinos con la comisión de fiestas hablamos de marionetas, de Barriga Verde, de los Cristobos, y que no había nada para los niños en gallego, y, de hecho, no había ninguna manifestación artística que empleara el idioma gallego”.

Cuenta Isabel Rey que entonces Kukas dijo: “No os preocupéis que por la Feira do Queixo montamos un espectáculo de títeres, ¿verdad Isabel? Yo dije que sí, así que fuimos a la librería Follas Novas y no había un solo texto para títeres; entonces Kukas escribió Fabanola e o Televexo, ya que en esa época la gente estaba muy colgada en la televisión. Fue una mezcla del teatro popular con técnica de guante, con los personajes del empresario, el sacerdote, la bruja y Fabanola, que era un niño de mediana edad atontado de ver tanto la tele”. Kukas, Jacobo Remuñán, Rosa e Isabel Rey fueron los manipuladores en esa primera función, “a cambio de comida, gasolina y la construcción de un teatriño de madera”

En el año 1980, Barriga Verde, del poeta Manuel María fue el segundo espectáculo. Isabel Rey cuenta que “Estrenamos nuevamente en Arzúa y fue una catástrofe. Actuamos en un escenario que compartimos con el grupo de música Milladoiro, comenzó a llover, la gente se subió a la escena y de repente el escenario se vino abajo, la gente se lastimó porque algunos estaban guarecidos de la lluvia debajo del palco; fue horrible”.

1980. Toca que toca a muiñeira. Imagen cedida por la compañía.

En el mismo año de 1980, Marcelino escribió Toca que toca Muiñeira y Peluquillas Langarillas, que fueron los siguientes espectáculos representados por la compañía Monicreques. En el año 1981 presentan A Don Esmirriao non lle gusta o bacallao, Pirula do vertedeiro, y O colar de Marica. En este año también estrenan dos espectáculos de calle en coprodución con la compañía Titirití titulados Ruada do Mago Augusto yCortegada; en el año 82, Chiquilicatro y Ruada do gran circo Chachiguai con Titirití; en el año 83, Mais guarrita Phacher, O colar de Marica en la 2ª versión, Ruada da Carolina y Ruada dos vertidos radioactivos con la compañía Titirití.

1980. ‘Ruada’. Ruada do Peluquillas. Boiro. ese mismo día representaron Toca que toca a muñeira y O Peluquillas Langarillas, después hacían el pasacalles..

En 1984 realizan  A triste historia do mundo Facundo, con este último montaje la compañía Monicreques cesa la actividad por diferentes criterios artísticos. Marcelino de Santiago Kukas formará junto con Jorge Rey la compañía de títeres Cachirulo, Isabel Rey estará haciendo doblaje para TVG, y Carlos Clemente junto con Rosa Rey formarán en la ciudad de A Coruña la compañía de teatro de títeres Dhantea.

1994. Espectáculo ‘Canonxo’. Títere de ballesta horizontal con piernas en escenario. Modelo basado en Peralta del Amo. Imagen cedida por la compañía.

En 1989 se celebró en Vigo, organizado por la Asociación de Titiriteiros Galegos, un curso de construcción de marionetas dirigido por el maestro Paco Peralta del Amo. Cuenta Jorge Rey, de la compañía Cachirulo, que: ” Kukas era el estudiante más destacado de Peralta, creó cosas nuevas, mejoró los sistemas de Peralta. Creo que ese curso ayudó a la profesionalización de la construcción de títeres en Galicia”.

1995. A Culpa foi de Mozart. 3º variacion do modelo de Peralta de Amo. Ballesta horizontal con pernas e manipulación en mesa. 

En el año 1990 Kukas abandona Cachirulo por diferencias artísticas y reanuda la actividad con la compañía Monicreques, poniendo en escena A Rúa das Balconadas, aplicando la técnica que aprendió con Paco Peralta con algunas variaciones. El modelo original de Peralta no tenía piernas y era de manipulación vertical. La adaptación que realizó Kukas fue:de la ballesta vertical a la horizontal y manipulación en mesa sin piernas. 2º variación, al títere de ballesta horizontal le añadió piernas y manipulación en escenario, la 3º adaptación fue la ballesta horizontal y manipulación en mesa con piernas.

2017. ‘Requiem por un monicreque’. Imagen cedida por la compañía.

Otra de las innovaciones de la compañía Monicreques fue la grabación de las voces de los personajes en las que participaron muchas de las mejores actrices y actores gallegos. Explica Kukas que “comencé a grabar las voces porque los micros eran muy caros y teníamos que competir con los feriantes y sus altavoces, también representábamos obras que tenían muchos personajes y era imposible dar voz a todos. Por otro lado, salvo excepciones, los títeres no tienen boca para hablar, con lo cual es el movimiento el que da la sensación de que parece que hablan. Otra razón es que el ruido que genera la manipulación de los títeres hace que se cuele por los micros y se ensucia mucho la emisión de la voz”.

El estilo de Monicreques de Kukas viene dado por la creación de obras no violentas, de carácter didáctico y social y contribuyendo a la normalización de la lengua gallega, como podemos observar en la edición de la primera publicación titulada Monicreques. La publicación fue editada en el año 1987 por la Revista Coordenada y Marcelino de Santiago Viqueira, y contiene los títulos A Dº Esmirriau non lle gusta o bacallao, O Peluquillas Langarillas, y Pirula do Vertedoiro. De los más de 40 textos escritos por Marcelino de Santiago, solo 6 fueron publicados, “siempre escribo para representar”, los anteriormente citados y A culpa foi de Mozart, Unha noite no Pórtico doParaíso, y A Rúa das Balconadas, editados en el año 2010 por Edicións Xerais de Galicia.

1992. Don Gaiferos. Kukas e Isabel Rey inmortalizados.

La gran imaginación y capacidad de trabajo de Monicreques de Kukas se traduce en la realización, hasta la fecha, de más de 52 espectáculos de pequeño a gran formato, recorriendo todas las técnicas de manipulación, inventando nuevos sistemas como un modelo basado en la percha alemana que mueve la cabeza mediante hilos en colaboración con Baltasar Patiño de Matarile Teatro; o ser el primer grupo de la comunidad gallega que puso en marcha espectáculos en conjunción con grandes orquestas como la Real Filharmonía de Galicia.

2004. Cantata de San Nicolas. Espectáculo en colaboración con la Real Filharmonia de Galicia. 

La compañía Monicreques de Kukas es un ejemplo de arte e industria cultural, investigando y desarrollando nuevas técnicas de construcción y manipulación; buscando nuevas formas de exhibición y empleando e implicando a lo largo de estos 40 años de existencia, a multitud de profesionales de las artes escénicas para la creación y exhibición de sus espectáculos. También se puede decir que Monicreques de Kukas es como una academia del teatro del objeto, ya que muchos de los titiriteros gallegos empezaron la profesión trabajando con ellos. Destacar la labor de Isabel Rey, fundadora de Monicreques de Kukas, en la dirección, distribución y organización empresarial, siendo una de las productoras más activas de Galicia con innumerables proyectos realizados y que, gracias a su labor incansable, fue capaz de preservar todo el patrimonio artístico de Monicreques. Finalmente reseñar que en la actualidad Monicreques de Kukas está en trámite con el ayuntamiento de Santiago de Compostela para la creación de un centro que albergue toda la obra de la compañía y que a la vez sirva como lugar de experimentación y aprendizaje.

¡Por moitos anos, Monicreques de Kukas!

José Breijo Vidal

Etiquetas: ,