Dentro de las actividades complementarias a la exposición “Rotas de Polichinelo” que el Museu da Marioneta de Lisboa está organizando este mes de julio, y que empezó con la ya mencionada Maratona de Robertos, tuvieron lugar los días 4 y 5, a las 21:30, las representaciones del italiano Luca Ronga con su espectáculo de Pulcinella. El escenario fue el claustro del Convento das Bernardas, lugar donde se ubica el Museu da Marioneta.

Museu da Marioneta de Lisboa - Julio 2014
Claustro del Convento das Bernardas.

Un lugar realmente único y de una belleza austera y relajada, y, por ello mismo, tan extraordinaria. Pensar que en el mismo espacio conviven el antiguo claustro de las Bernardas, un restaurante de lujo de los más caros de Lisboa en una ala del mismo, apartamentos sociales en el piso superior, y el Museu da Marioneta en el otro lado, da una idea de la curiosa armonización social y cultural que se produce en él, con el añadido estos días de una función de uno de los más viejos arquetipos teatrales de Europa: Pulcinella.

Rotas de Polichinelo, Pulcinella
El Pulcinella de Luca Ronga.

De alguna manera, Luca Ronga vino a dar vida a la matriz originaria de la mayoría de los personajes que se hallan expuestos en la capilla donde se ubica la exposición Rotas de Polichinelo: Pulcinella. Y lo hizo con una demostración exquisita y deslumbrante de dominio técnico de los títeres, en la que una estudiada y precisa gestualidad en la manipulación se combina con grandes dosis de sutileza y de relación inteligente con el público. Algo que se dice pronto, pero que exige horas y años de estudio, ensayo y análisis minucioso de lo que es manipular un títere.

Rotas de Polichinelo, Pulcinella
Escena con el perro.

Pocos titiriteros han alcanzado este dominio técnico exhibido por Ronga. Curioso que ello ocurra con Pulcinella, el personaje que encabeza la gran familia de los títeres populares europeos. Claro que ha habido claros antecedentes que marcaron en su día el camino, como Salvatore Gatto y Bruno Leone, y existen hoy otros practicantes de los Guaratelle con semejante maestría, como Gaspare Nasuto y Irene Vecchia, entre los que yo he conocido. Lo cual no hace más que indicar el gran momento que está viviendo la tradición Pulcinellesca en Italia.

Rotas de Polichinelo, Pulcinella
Con  Pasquale.

Quizás la característica que mejor define el estilo de Luca Ronga sea su interés en trabajar los ritmos lentos, que funcionan a modo de contrapunto a los momentos veloces. En ambos casos, Ronga muestra un dominio rotundo del ritmo, un aspecto que está considerado como lo más difícil del arte de la manipulación de los títeres de guante. Este trabajo sobre el tiempo permite que las rutinas tengan relieve y profundidad, hablen claro al público y desplieguen contenidos temáticos distintos y contrapuestos. Permite también sorprender al espectador, arrastrado éste por el gran poder de verosimilitud que tienen los títeres cuando son movidos con una medida justa de la gestualidad y de los tiempos.

Rotas de Polichinelo, Pulcinella

Las funciones de Luca Ronga en el Claustro das Bernadas fue, para los presentes, una verdadera y brillante master class sobre el arte de la manipulación de los títeres, que los afortunados espectadores pudimos gozar, entregados y maravillados por semejante exhibición de virtuosismo. Una constatación que no hace más que indicarnos el buen momento que las familias tradicionales de los títeres de guante viven hoy en Europa. ¡Que crezca y continúe!

Rotas de Polichinelo, Pulcinella
Luca Ronga.

Etiquetas: , , , , ,