(Imagen de ‘Normalmente y viceversa’, de la compañía Tercio Incluso)

En esta 30ª Edición se han acreditado en la Fira de Titelles de Lleida 300 profesionales, entre compañías, programadores y prensa, para formar parte y asistir a una extensa programación que incluía además, por séptimo año consecutivo, una serie de actividades de carácter social, entre ellas la colaboración con un banco de alimentos (a través del pago con bolsas de comida en lugar de entrada), un banco de sangre  (ofreciendo un descuento del 15% a todas las personas que hicieran una donación de sangre), actuaciones gratuitas en el Hospital Arnau de Vilanova y en el Centro Penitenciario de Ponent, traducción a la lengua de signos en colaboración con la asociación Deixa’ns signar y el estreno absoluto del proyecto Fulles Ambulants, de Cía. Ortiga

Un proyecto artístico y social en movimiento donde “a través del arte, los cuentos y los títeres, quieren fomentar un espacio de convivencia y difundir realidades silenciadas para cooperar con proyectos de ayuda humanitaria”.  Un proyecto de Ingrid Codia y Guillem Geronès de Cía Ortiga “que pretende cooperar con proyectos de ayuda humanitaria de todo el mundo, ofreciendo el arte como herramienta de disfrute, expresión e investigación personal y comunitaria. ”

Interior de la carpa.

Fulles Ambulants se presentaba en una acogedora carpa en la Plaza Esteve Cuito, que se convierte en espacio de intercambio y encuentro. Entre las actividades ofrecen talleres, biblioteca, música, actuaciones y un espacio para comunicarse. Una gran idea de Cía. Ortiga donde, además de sus propios espectáculos de temática social, quieren realizar una labor más directa con la comunidad del lugar donde se instalen. El inicio, sin duda, de un largo recorrido con este proyecto móvil que además permite tener un lugar para las actividades (la propia carpa) en los lugares donde carecen de todo. Iremos siguiendo de cerca este proyecto.  Lo más sorprendente, la carpa se construye en unas horas.

NORMALMENTE O VICEVERSA, DE LA COMPAÑÍA TERCIO INCLUSO

La Iglesia de Sant Martí es un lugar muy especial para presentar espectáculos, su propia belleza y el peso de la historia puede ser un aliado o no, pero Tercio Incluso supo aliarse con el espacio en un espectáculo de una sencillez deliciosa que nos transportaba a un espacio doméstico atemporal: Normalmente o Viceversa. Dos jóvenes que leen activan otro micro espacio donde los protagonistas son sus propios vasos de café.  Una pieza que, cuenta la Compañía, surgió del trabajo de fin de curso de la Escuela de Mimo Corporal y Teatro Físico – Moveo, hace ya unos tres años. Por una lesión tuvieron que trabajar con una movilidad mínima y eso les llevó al descubrimiento de este micro universo que sucede sobre una mesa con objetos tan cotidianos como estos vasos de plástico, unas cucharillas de usar y tirar, azúcar y un flexo. Fascinante esta escena cotidiana de lectura y café la cual, sin darnos cuenta, se transforma en una historia de amor entre dos vasos de plástico bajo la amenazante interrupción de la luz intermitente de la bombilla desajustada de una lámpara de mesa.

Imagen de Tercio Incluso.

Ambos intérpretes habían trabajado ya anteriormente con títeres en la Casa-Taller de Marionetas de Pepe Otal, lugar que consideran fuente de inspiración permanente. Marieta Rojo, la técnica de la compañía, también es de la familia Otaliana.

Según sus propias palabras “que apareciera el juego con los vasos y el azúcar era sólo cuestión de tiempo”. Aman el collage, los mercadillos, a Max Ernst… y, para ellos, “mezclar es lo que les da la vida, lo que la hace maravillosa y monstruosa a la vez porque las combinaciones son infinitas”. Dicen que Lorca definió la poesía como  “la unión de dos palabras que uno nunca supo que pudieran juntarse,  y que forman algo así como un misterio” y que les encanta ese misterio, y en lugar de palabras unen objetos cotidianos, cuerpos y todo lo que se les ponga por delante. Creen que cada objeto está lleno de recuerdos en la medida en que fue testigo de emociones, situaciones y actos de personas que tocándolos un día, o muchos, los llenaron de recuerdos. Por eso afirman que “en Normalmente o viceversa, de un modo literal, es echamos una mano a los vasos de café para que nos cuenten su historia, el secreto que guardan,  ese aura que da el tiempo y del que hablaba Roland Barthes, un tiempo breve pero tan cargado como el café”.

El espectáculo Normalmente o viceversa recibió el DRAC D’OR AL MILLOR ESPECTACLE INFANTIL-FAMILIAR.

HUBO Y CONSERVANDO MEMORIA, DE EL PATIO TEATRO

La historia de El Patio Teatro ha ido muy de la mano de la Fira de Titelles de Lleida, donde estrenaron su primer espectáculo, A Mano, con una gran acogida hace 6 años. Ahora vuelven a casa con el espectáculo de reciente creación Hubo y a estrenar su último trabajo: Conservando Memoria.  Ambos espectáculos de   pequeño formato, con objetos y títeres  y, sobre todo, mucha emoción, como ya la tenía su trabajo anterior.  

Imagen de Hubo.

En España existen alrededor de 500 pueblos desaparecidos bajo el agua por la construcción de embalses o pantanos, Hubo, a través de la vida y los ojos de Manuela, nos habla de esta tragedia que ha ido afectando a cientos de familias a lo largo de los años. Y lo cuentan con mucha delicadeza, transportándonos al lugar  con pequeñas y mágicas escenografías y con el corazón en la mano, como en el caso de Conservando Memoria; en este caso un solo donde Izaskun Fernández se planta frente al público sin coraza alguna y, con una “cercanía” estremecedora, nos habla de sus abuelas y sus abuelos y, por extensión, de los nuestros, de las nuestras. Por primera vez un solo, donde Julián Sáenz-López (con el que normalmente comparte escenario) se encarga de la dirección, y que remueve los recuerdos y las emociones del público. La dramaturgia del espectáculo, realizada conjuntamente, se crea a partir de unas entrevistas que Izaskun hace  a sus abuelas y abuelos mezcladas con su propia memoria y los recuerdos que conserva y comparte con ellos.

Imagen de ‘Conservando memoria’.

“Aún tengo a los cuatro vivos, dice Izaskun, y esto es una manera de decirles que los quiero”. Difícil no emocionarse. Los cuatro han visto el espectáculo, en directo los que han podido y los que no, en vídeo. Era muy importante que estuvieran de acuerdo con que el espectáculo se compartiera. Conservando Memoria nace para ellas y para ellos. Y les gustó. Se sintieron cuidados y queridas.  Y dieron su aprobación. Así que ahora se ha convertido en un espectáculo para todo el público. Bueno, para nuestras abuelas y nuestros abuelos.  Conservando Memoria recibió dos Premios del Jurado de la Feria: “Premio Drac d’Or del Jurado de las Autonomías” y “Premio Drac d’Or a la Mejor Dramaturgia.

TRANSFIGURACIÓN, DE OLIVIER DE SAGAZAN

El título de la pieza del francés Olivier de Sagazan es, como poco, certero. La más honesta utilización de la palabra Transfiguración a la que he asistido en mucho tiempo. De aquellos tiempos donde transgredir tenía una implicación de trance físico y mental, de sobrepasar los límites de lo cotidiano al nivel de que el propio cuerpo se sorprendiera de sus propias capacidades más allá de las que conocemos, a las que somos ajenos desde el lugar de control y comodidad habitual que habitamos (al menos los privilegiados).  Un espectáculo “transgresoramente antiguo” donde Olivier aúna lo mejor de la performance con un ejercicio escultórico de una organicidad impactante y de una estética fascinante.

A través de elementos básicos como pintura, ramas secas o algo similar a la arcilla, vemos como el actor va “(auto) transfigurándose” a lo largo del espectáculo en marioneta, ser de otra especie, animal o híbrido para cada tanto volver a sí mismo y comenzar de nuevo una y otra vez el inaprehensible objetivo de un pintor o escultor de insuflar vida real a su obra. Parafraseando a Olivier de Sagazan: “Pintarse y esculpirse a uno mismo se convierte en una forma de ritual entre la danza y el trance donde la improvisación es esencial”. Un buen ejemplo de aproximación práctica al Teatro de la Crueldad de Antonin Artaud.

Olivier de Sagazan. Foto de Sara Serrano.

Olivier de Sagazan comenzó su carrera como escultor y pintor, pero luego su práctica derivó hacia la performance, la danza y el teatro y ha realizado más de 100 performances a nivel internacional. También ha participado como actor en numerosas películas y espectáculos teatrales.

Transfiguración recibió el Premio DRAC D’OR JULIETA AGUSTÍ AL MILLOR ESPECTACLE.

Los otros Premios del Jurado de la Feria fueron otorgados a:

DRAC D’OR A LA MEJOR INTERPRETACIÓN
Eh man hé, la mecànica del alma de la compañía Zero en Conducta.

DRAC D’OR A MEJOR ESCENOGRAFÍA
Sabates Noves de Tian Gombau – L’home Dibuixat.

PREMIOS DE LOS ESPECTÁCULOS EN LA CALLE
Els Amics d’en Crusó de la Compañía Toc de Fusta.

PREMIO DE LOS FESTIVALES INTERNACIONALES
Eh man hé, la mecànica del alma de la compañía Zero en Conducta.

PREMIO DEL JURADO INFANTIL
Hai, la pescadora de somnis de la compañía Giramagic

PREMIO DEL JURADO JUVENIL
Eh man hé, la mecànica del alma de la compañía Zero en Conducta.

Enhorabuena a todos los premiados y agradecimientos a un jurado que asistió infatigable y con un gran disposición y cuidado a la extensa programación de la Feria.

HOMENAJE A JOAN BAIXAS

Como cada año, la Fira hace un homenaje a un titiritero catalán veterano, a los maestros que han abierto camino y lo siguen haciendo cada uno en su campo. Este año el agasajado ha sido Joan Baixas, artista de renombre internacional, seguramente uno de los titiriteros más conocidos, valorados y veteranos, pues este año su compañía, La Claca, ¡cumplió 50 años!

Joan Baixas, foto de Jesús M. Atienza.

La ceremonia del homenaje se efectuó en el Café del Escorxador, en la gala final donde también se dieron los premios. Unos momentos de emoción que jóvenes y veteranos compartieron con grandes dosis de ilusión.

Me gustaría cerrar esta crónica con una alusión a otras de las actividades paralelas,  las Ferias del libro de Artes Escénicas, con una extensa colección de publicaciones en torno a la creación escénica y la Feria de artesanos de títeres y artesanos familiares que cada año comparten sus creaciones y nos hacen volver con la maleta un poco más llena.  

Feria de Artesanos. Foto de Sara Serrano.

Ya queda menos para la Fira de Titelles de Lleida 2020!

Etiquetas: , , , , ,