Siempre es agradable ver nacer un nuevo festival de títeres, sobre todo si es en una ciudad como Granada, cuna de memorables iniciativas y sede de tan importantes compañías. En realidad, ya existió un Festival de Títeres hace tiempo, uno de los primeros de la Península en los años ochenta, y también ha sido escenario Granada de muchos eventos relacionados con el arte de las marionetas. El protagonismo que ha tenido la compañía Etcétera (ver aquí) en algunas de estas iniciativas, explica que tras la poderosa exposición realizada en el Parque de las Ciencias (ver aquí), Enrique Lanz y Yanisbel V.Martínez sean los artífices de este nuevo festival que nace con el atractivo nombre de Quiquiriquí, y que se desarrolla en el Centro Federico García Lorca.

Centro Federico García Lorca.
Centro Federico García Lorca.

El programa que ofrecen establece ya de entrada sus líneas de partida: rigurosa calidad, empeño innovador y abertura internacional. He aquí las compañías escogidas para esta edición 0:

– la catalana Pelmànec, con ‘El Avaro’, uno de los éxitos más rotundos de esta compañía dirigida por Miquel Gallardo, autor de otras tan importantes como ‘Don Juan’ o ‘Diagnóstico Hamlet’ (ver aquí)

Quiquiriquí, Pelmànec

Ariel Doron, de Israel, con ‘Plastic Heroes’, un espectáculo para adultos de Teatro de títeres y objetos y videocreación.

Quiquiriquí, Ariel Doron

‘Fràgil’, de Onírica Mecánica, compañía de Madrid dirigida por Jesús Nieto que gusta plantearse retos escénicos jugando con lo sutil, lo frágil y lo invisible (ver aquí).

Quiquiriquí, Onírica Mecánica

Siesta Teatro con ‘El traje del emperador’, obra de Luís Zornoza Boy, uno de los titiriteros más interesante e iconoclastas del país, que jamás deja indiferentes a los espectadores. (ver aquí)

Quiquiriquí, Siesta Teatro

Théâtre de la Massue con ‘La méridienne’, un espectáculo que se realiza para un único espectador de la autoría de Ezequiel García-Romeu, eminente titiritero francés de origen argentino, una de las figuras esenciales del teatro de marionetas contemporáneo en Francia.

Quiquiriquí, La Massue

Sofie Krog, de Dinamarca, con Diva. Una brillante marionetista y actriz danesa, dueña de un mundo visual absolutamente peculiar, extravagante y mágico, hermoso y perverso.

Quiquiriquí, Sofie Krog

El Festival transcurre en el Centro Federico García Lorca de Granada desde el 23 de septiembre hasta el 2 de octubre (ver aquí). Para saber más sobre los espectáculos, pueden bajarse el programa aquí).

A continuación reproducimos el texto de introducción del festival que han escrito Yanisbel Martínez y Enrique Lanz, directores del Festival:

Granada está conectada con la historia de los títeres desde hace siglos. Tal vez no lo imaginamos, pero si pensamos desde la perspectiva de las figuras animadas en elementos tan antiguos como los autómatas de Al-ándalus, la popular Tarasca, los gigantes y cabezudos, las imágenes de la Semana Santa, vemos que la relación con los objetos animados está más presente de lo que solemos creer. Y en ello se encuentra el origen del teatro de títere, su poderoso misterio y atracción.

En 1923 en el centro de la ciudad, Manuel de Falla, Federico García Lorca y Hermenegildo Lanz realizaron la representación de Títeres de Cachiporra, que sin duda fue una de las grandes aportaciones de nuestro país al movimiento de vanguardia titiritera que acontecía por toda Europa. En Granada escribió Falla su Retablo de maese Pedro, ópera maestra para títeres, síntesis de músicas tradicionales españolas y de vanguardia. En Granada realizó Lanz las marionetas para el estreno de esta obra en París y luego en Sevilla, y de su mano nació aquí el “teatro planista”. En Granada se interesó Federico por los títeres desde pequeño, a ellos les dedicó varias de sus obras y persiguió el deseo de verlos en escena. En Granada soñaban estos tres artistas nuevos proyectos con títeres que la historia no les permitió realizar.

Más allá de estas razones históricas, la realidad del presente al que no podemos dar la espalda, nos motiva a crear Quiquiriquí. En Granada hoy existe una intensa actividad titiritera, hay un foco de creación en este género que destaca dentro del país. Por todo esto parecería evidente que aquí debía haber un festival de títeres, y aunque otros eventos existan que aborden este arte, cierto es que faltaba un festival que fuese eso: un espacio de fiesta, de encuentro alegre y gozoso donde aprender y disfrutar, donde ahondar en el conocimiento y riqueza de este arte, donde propiciar un espacio de reflexión.

El otoño de 2016 trae a Granada Quiquiriquí. El canto limpio de un gallo que anuncia un despertar, un nacimiento, algo nuevo… Quiquiriquí no procura ser una mera programación, sino un evento que articule otro tipo de actividades y encuentros. Es por ello que el festival nace con tres objetivos claros: conectar a la ciudadanía con los artistas y sus obras, acercarlos, tejer puentes entre unos y otros; dar visibilidad y formación a talentos emergentes, facilitar el diálogo entre maestros de reconocido prestigio y los que dan sus primeros pasos en este arte; y colocar por fin a Granada en el mapa titiritero internacional. Lógicamente estos objetivos no se alcanzarán de forma instantánea, sino con el esfuerzo de todos, con una tenaz proyección en el futuro, una confianza en el porvenir.

En aquella ciudad de los años veinte, entre las varias iniciativas culturales que surgieron, estuvo la revista Gallo, liderada por Federico García Lorca en complicidad con varios jóvenes escritores. “Con el amor a Granada, pero con el pensamiento puesto en Europa”, ellos pretendieron sacudir la vida cultural de antaño, inyectar savia nueva, conectar a los artistas. También de este impulso nos inspiramos para lanzar este nuevo evento, este saludo a los maestros de este arte, esta llamada a los nuevos talentos, este canto de ilusión. El gallo es “un animal que tiene una alegría inquieta y juvenil”, y “el entusiasmo es una aurora que no termina nunca”.

El Centro Federico García Lorca abre sus puertas para acoger con brío este Quiquiriquí. Queremos poner todo el potencial de este nuevo espacio al servicio de la marioneta y de los granadinos, dando así continuidad a lo que iniciaron Lorca, Falla y Lanz, y apostando como ellos por un teatro de títeres de Arte puro.

Convocamos a todos a acompañarnos y a los nuevos titiriteros a que nos envíen sus propuestas para el próximo año. Sea esta edición cero un avance de lo que está por venir.

Enrique Lanz y Yanisbel Martínez
Directores artísticos

Etiquetas: , , , ,