El próximo 10 de mayo, Segovia se convertirá en una de las más importantes capitales titiriteras del país, al iniciarse su 31a edición del Titirimundi. El Festival Internacional de Teatro de Títeres de Segovia, que dirige el titiritero Julio Michel, de la histórica compañía Libélula, es uno de los festivales más longevos de España, tan sólo superado por los de Sevilla (37), Bilbao (35) y Tolosa (34). Un acontecimiento que los segovianos esperan siempre con mucha ilusión, al ser un público conocido por su entusiasmo y participación en todos los eventos programados.

A lamentar el vacío que ha dejado en la programación la súbita muerte de Rod Burnett, que debía acudir con su Punch and Judy, una cita habitual, la de Segovia, para este tan querido titiritero británico. Una triste ausencia que empañará de luto la edición de este año.

A continuación detallamos el programa y las características generales de esta 31a edición, según nos lo han mandado desde la organización del Festival.

Características del programa

Desde el 10 al 15 de mayo se podrá disfrutar en Segovia de 425 funciones, una ciudad que durante intensos días albergará uno de los festivales europeos de títeres más sólidos e importantes del mundo y vivirá con él en la historia de cada rincón. Un parón en la vida cotidiana para celebrar la Vida a través de 70 funciones diarias de media y gracias a la presencia, este año, de 37 compañías procedentes de 11 países.

Titirimundi extenderá sus brazos a la provincia de Segovia (18 pueblos gracias a la Diputación de Segovia) y a diferentes ciudades y localidades de Castilla y León (Arenas de San Pedro, Ávila, Burgos, Candeleda, León, Salamanca, Toro y colaboración con Zamora), a la Comunidad de Madrid (Alcobendas, Guadarrama, Soto del Real y Alcalá de Henares, en el Corral de Comedias) e incluso a Extremadura (Trujillo) y Navarra (Colaboración con Barañáin).

El Festival mirará atentamente al teatro que se está desarrollando desde hace años en el País Vasco con dos propuestas puramente teatrales y cercanas al teatro de máscara: Teatro Paraíso, que inaugurará el Festival con su estimulante versión de Pulgarcito, y Amour, de la compañía Marie de Jongh, un montaje para adultos que aborda la delgada línea que existe entre la desafección y el amor incondicional.

Teatro Tebh, de Rusia

Ventana abierta a las culturas del mundo a través del teatro de marionetas, Titirimundi dirigirá su mirada nuevamente hacia Rusia, país privilegiado por potentes tradiciones en las artes de la marioneta y corrientes artísticas que representan una de las mayores aportaciones a la historia del teatro de títeres contemporáneo. Desde allí, Teatro TEHb y su “ambulancia teatral” con La Enciclopedia de los dragones; uno de los principales maestros rusos en la técnica de los hilos, Victor Antonov y su Circo en los hilos, y una conferencia sobre las artes de la marioneta en Rusia.

Desde Francia, impulsando la renovación y la modernidad de las artes de la marioneta, el Carrusel d´Andrea, emblema ya de Titirimundi, que volverá a girar su rueda de ensueño; Le Clan des Songes y su alegoría de la fragilidad (Frágil); el multidisciplinar colectivo Aïeaïeaïe, con un vodevil satírico a pequeña escala: Mi amor, mi conejito; Sacékripa y su circo en miniatura para adultos (Vu); Pelele Marionettes, que regresará con Pendiente de un hilo. Y como no podría ser de otra forma, El Circo de las Pulgas; la compañía francoargentina La Mue/tte, con su montaje para adultos Las intimidades del Hombre Orquesta, una asombrosa arquitectura orquestal llena de poesía y audacia; y la belleza de lo sutil y de lo casual gracias a Non Nova y La siesta de un fauno: la historia del ser humano, creador y destructor, víctima de sí mismo.

Pequeñas carpas, espacios donde soñar y breves espectáculos, precursores del microteatro, salpicarán la ciudad para hacer anidar la fantasía y esos instantes de irrupción de lo extraordinario por los que el festival segoviano es único. Entre ellas, las barracas de Ymedio Teatro y Miguelillo, la carpa inca de Holoqué y sus marionetas holográficas o los Titiriteros de Binéfar y sus canciones e historias inolvidables. Desde la calle, The Pish Dolls, toda una colección de Barbies y Ken convertidos en estrellas del heavy metal o uno de los mejores clowns de la escena española, Leandre, con un espectáculo tan bello y sensible como optimista: Iceberg 02. Además, con un estilo único en su género, desde los Países Bajos, Lejo, con sólo las manos desnudas y dos ojos de madera, Alex Jorgensen con su Barti, esa marioneta movida con casi cien hilos; y Sofie Krog Teater, en un montaje para adultos de una hora en la Sala Ex.Presa 1, convertida en un auténtico Circus Funestus.

La participación española será una de las más ricas de todas las ediciones de Titirimundi gracias a 18 artistas o compañías procedentes de todos los rincones de la península, entre ellas, La Chana y su Vulgarcito; La Gotera de Lazotea y su Mata de Albahaca; o Mutis y su Maleta, misión espacial secreta. Desde la tradición oral y el juego, Rodorín y su Retablillo de títeres y cuentos, y Quitapesares y La larga lengua del cuento, con el maestro Federico Martín Nebrás. Desde el circo, Rocamora y su Solista, toda una lección sobre el equilibrio inestable; Mayalde, los juglares más originales de España; y para los más pequeños, Eugenia Manzanera y Caracoles o el Centre de Titelles de Lleida y Kissu.

Punch & Judy y Pulcinella son espectáculos y personajes que componen también la identidad de Titirimundi. Desgraciadamente, el fallecimiento súbito de Rod Burnett llenará este año de luto la calle y los patios donde debería haber actuado el querido titiritero británico. Otro asiduo del Titirimundi, Salvatore Gatto, estará con su conocido Pulcinella, afín de exorcizar los prejuicios y disfrutar desde los ojos de la inocencia. Desde América, El Chonchón, con sus títeres de guante y sus historias, referentes de las marionetas latinoamericanas, gracias a tres montajes: Juan Romeo y Julieta María; Los Cómicos del novecientos; y El Propietario.

Las marionetas de hilo destacarán desde diferentes países, Rusia, Francia, Países Bajos, España, y también desde Bélgica y EEUU, representados también por dos grandes maestros: la compañía Plansjet y Huber, uno de los artistas de marionetas más reconocidos, que realizará dos versiones de sus marionetas suspendidas por hilos. Por primera vez, en estado puro y sin más apoyo que sus manos, su obra en un patio y para público familiar, y en otra versión sólo para adultos en la Sala Ex. Presa 1, donde desplegará un gran espectáculo.

Uno de los platos fuertes de esta edición, “El juego de las pequeñas cosas”, la exposición del artista francés Gilbert Legrand, esculturas a partir de objetos cotidianos que son todo un alarde de maravillosa creatividad, originalidad, poesía y desbordante humor.

Además, 5 talleres de creación de títeres para el público infantil y otro de talla de madera para profesionales, Titiricole, sesiones escolares y juegos, completarán una edición donde un año más se podrá ver, sentir y disfrutar de lo más exquisito del teatro de títeres internacional.

Para ver con mayor detalle el programa entero del festival, cliquen aquí.

Etiquetas: , ,