Debemos comentar en esta serie de artículos dedicados al Festival y Congreso de la Unima 2016 que se realiza en Tolosa y San Sebastián, la exposición presentada en la Casa de Cultura Okendo, situada en un extremo del barrio Gros de Donosti. Se titula ‘Maestros del Siglo XX‘ y está comisionada por Adolfo Ayuso. Una exposición pequeña y preciosa, tanto por el contenido como por su presentación, cuidadísima y provista de una concisa e impagable documentación, que culmina en el catálogo que se ha publicado de la misma, un impactante volumen que rinde homenaje a las figuras consideradas por Ayuso como algunos de los maestros imprescindibles del siglo XX (de los que ya no viven) en el terreno del teatro de títeres en España.

Exposición Maestros del siglo XX, Adolfo Ayuso
Los dos ‘alter egos’ de Harry V.Tozer y Pepe Otal.

Creo que lo más interesante de la propuesta de Ayuso es el planteamiento: para él, “Maestro no sólo es aquel que construye algo bello, maestro es también quien difunde, explora, investiga y enseña”. Una definición que conecta con las antiguas corrientes regeneracionistas españolas, hoy menguantes pero siempre vivas -y deseables-, aplicadas al mundo de los títeres.

Exposición Maestros del siglo XX, Adolfo Ayuso

De ahí que se interese por figuras como  Miguel Prieto (1907-1956), dibujante y pintor, quién formó parte de la revista revolucionaria Octubre, fundada por Rafael Alberti, y fue miembro del teatro guiñol de las Misiones Pedagógicas, esa experiencia republicana que intentaba llevar la cultura al medio rural, dirigida por el escritor Rafael Dieste.

Exposición Maestros del siglo XX, Adolfo Ayuso
Títeres de Hermenegildo Lanz.

O por Hermenegildo Lanz, personaje clave tanto en las experiencias titiriteras de García Lorca como de los proyectos operísticos, igualmente con títeres, de Manuel de Falla. Se presentan de Lanz las colecciones de títeres y de cabezas de talla que conserva su nieto, el titiritero Enrique Lanz, fiel continuador de la labor de su abuelo.

Exposición Maestros del siglo XX, Adolfo Ayuso
Títeres de Hermenegildo Lanz.

Se interesa por Salvador Bartolozzi (1882-1950), dibujante y escenógrafo español, fundador en 1929 del Teatro Pinocho, que buscaba desarrollar nuevos formatos y nuevas estéticas para el teatro de títeres, con una compañía provista de más de diez manipuladores. Un capítulo tan desconocido como interesante de nuestra historia.

Exposición Maestros del siglo XX, Adolfo Ayuso
Salvador Bartolozzi.

Rinde homenaje también a una técnica, la del títere de guante catalán, a través de la figura de Juli Pi (1851-1929), el titiritero de finales del XIX y principios del XX, del que parten varias generaciones de familias titiriteras (Anglès, Vergés, Paidiella…) y que solía actuar en la taberna de Els IV Gats (entre 1897 y 1903), frente a una audiencia en la que se concentraba la flor y nata del arte y de la cultura española y europea del momento, bajo el mando de Santiago Rusiñol, Pere Romeu, Ramón Casas y Miquel Utrillo, entre otros, y al que solían acudir personajes como Picasso, Rubén Darío, Gaudí, Opisso, Albéniz, por sólo citar a algunos de los más conocidos.

Exposición Maestros del siglo XX, Adolfo Ayuso
Cartel de Ramon Casas (1899).

La cuidada selección de piezas pertenecientes a las familias Vergés y Anglès, procedentes del Museu de les Arts Escèniques (MAE) del Insitut del Teatre, en Barcelona, ilustran a la perfección el exquisito trabajo realizado por estas generaciones de titiriteros catalanes. Una singularidad, la del títere catalán, que bien merece su máximo reconocimiento, y que ha tenido siempre en Adolfo Ayuso a uno de sus mejores defensores y divulgadores.

Exposición Maestros del siglo XX, Adolfo Ayuso  Exposición Maestros del siglo XX, Adolfo Ayuso
Títeres del fondo Vergés.

En el panel central se exponen las marionetas de los dos alter egos de Harry V. Tozer y Pepe Otal. Dos maestros que están muy presentes en la exposición, pues Ayuso les ha dedicado un espacio propio a cada uno. Aun siendo tan diferentes, además de la amistad y la mutua admiración que se profesaban, les unen dos cosas: el hilo por un lado (ambos fueron fieles cultivadores de la marioneta de hilo, aunque Otal gustara también de viajar por otras geografías técnicas) y la importancia de sus labores pedagógicas, Tozer desde el Institut del Teatre, y Otal desde su Taller de Marionetas.

Exposición Maestros del siglo XX, Adolfo Ayuso
Pepe Otal en plena disección de Don Giovanni. Foto de T.R. sobre una foto de Jesús Atienza.

Y ciertamente han sido muchas las generaciones de nuevos marionetistas que han salido de las filas de ambos maestros, como es posible ver estos días en las mismas calles de San Sebastián, con profusión de titiriteros de calle y de hilo salidos de este doble linaje Tozer-Otal.

Exposición Maestros del siglo XX, Adolfo Ayuso
Rigoletto, de Pepe Otal.

Un caso aparte lo constituye Francisco Porras, este titiritero díscolo e inclasificable, que vivió una intensa vida entre el arte, la bohemia y el esperpento, pero siempre con la obsesión de los títeres apuntando al norte de su brújula, autor de algunos libros hoy de culto así como de una revista, TÍTERE, artesana y personalísima, de la que era editor, autor, ilustrador y vendedor, todo al mismo tiempo.

Exposición Maestros del siglo XX, Adolfo Ayuso
Paco Porras y su esposa Tina.

Es un gran acierto y una valentía haber puesto a Paco Porras en la exposición, homenajeando a un polémico personaje que fue clave en la vida titiritera de los años sesenta, setenta y ochenta, responsable de no pocas generaciones de nuevos titiriteros.

Creo que Adolfo Ayuso, ante el reto de enfrentarse a una exposición de medios limitados -recordemos que en un principio estaba prevista una magna exposición sobre el patrimonio titiritero en España-, ha dado en el clavo centrándose en un tema, el de los Maestros, y en unos personajes concretos, lo que le ha permitido desarrollar una línea de pensamiento regeneracionista, la que surgió como esperanza en los primeros treinta años del siglo XX en España, y continuó tras la Guerra Civil a trancas y barrancas, con tres nombres claves, de entre los desaparecidos: Tozer, Porras y Otal.

Exposición Maestros del siglo XX, Adolfo Ayuso
Don Cristóbal, de Paco Porras.

Faltarían los maestros que aún viven, pero esto sería ya otro capítulo  y otra exposición.

Por último, sólo cabe alegrarse por el magnífico catálogo que acompaña la exposición, un verdadero compendio de una parte de la historia de los títeres en España, con algunos de sus capítulos más importantes. Un trabajo que Ayuso viene desarrollando desde hace años  y del que poco a poco van saliendo algunas crestas bajo uno u otro formato. Un libro de referencia que llega para cubrir vacíos y sentar las bases de una nueva visión del arte de los títeres en nuestro país.

Etiquetas: , , , , ,