Una trágica noticia ha llegado a la redacción de Titeresante: la muerte este viernes día 23 de junio de 2017 en Barcelona del titiritero Julio Michel, fundador de la compañía Libélula y del Festival Internacional de Títeres de Segovia, el Titirimundi, considerado como uno de los más importantes del país. Julio luchaba en estos últimos meses contra un cáncer que ha podido con su vida.

Nacido en León en el año 1946, y tras vivir buena parte de su juventud en Francia, Julio Michel se acabó instalando en Segovia, ciudad en la que ha residido durante toda su vida. Licenciado en Psicología y Arte Dramático por la Universidad de París VIII, funda en 1975 la compañía de teatro de títeres Libélula junto a Lola Atance. Tras una primera etapa en la que crearon magníficos espectáculos muy avanzados en su tiempo, inicia una segunda fase con la creación del Titirimundi en el año 1985. Es entonces cuando conoce las formas tradicionales del Teatro de Títeres Popular Europeo y crea él mismo, junto a Juan Antonio Sanz, un espectáculo de Cristobitas inspirado en los Guaratelle napolitanos y el Dom Roberto portugués. Esta devoción por las formas populares de teatro impregnó la programación del Titirimundi, propiciando en buena parte el resurgimiento del género de la cachiporra y del guante de calle en toda España

Julio Michel, foto de Aurelio MartinJulio Michel actuando en Segovia. Foto de Aurelio Martín.

En los últimos años, y a pesar de las dificultades económicas, Michel buscó convertir Segovia en una capital titiritera de primer orden, con la colección del eminente titiritero Paco Peralta exhibida permanentemente en el edificio situado encima de la Puerta de Santiago, y el proyecto todavía no realizado de una escuela de títeres con sede en la ciudad.

Michel era un personaje muy querido y conocido en Segovia. Consiguió que el Festival no fuera sólo una cita de los titiriteros sino sobre todo un evento muy esperado por los propios habitantes de Segovia, convertidos en uno de los públicos más expertos en el asunto de los títeres de la Península.

Julio Michel y su Cristobita.

Su muerte deja un vacío difícil de llenar. A favor de la continuidad del Titirimundi juega el hecho del magnífico equipo de gestión y programación que Michel supo crear en sus últimos años, capaz de lidiar con la complejidad de un proyecto de esta envergadura. Esperamos que su muerte sea un acicate y un empuje para que el Titirimundi y los títeres sigan en Segovia durante muchas décadas más.

Vean artículos sobre Julio Michel y Titirimundi en Titeresante aquí, y en Putxinel·li aquí.

El cuerpo de Julio Michel estará en el Tanatorio San Juan de la Cruz de Segovia (C/ de los Tercios segovianos s/n) a partir de las 18h del domingo 25 de junio.

Adjuntamos aquí el comunicado emitido por Titirimundi tras conocerse la muerte de su director.

Etiquetas: , , ,