Continuamos con nuestro afán de dar a conocer las distintas ponencias presentadas durante el Simposio “Putxinel·li. Entre el Mite, la Tradició i la Contemporaneitat” (días 21, 22 y 23 de noviembre de 2013, en el Instituto del Teatro de Barcelona, organizado por la revista Titeresante, ver aquí). Tras haber publicado ya el texto en inglés de Karim Dakroub sobre el teatro de sombras en el Mundo Árabe y el texto en francés de Stéphanie Lefort sobre Guignol (en breve habrá más textos en Puppetring, ver aquí), presentamos a continuación la ponencia realizada por Anxo García, director de Viravolta de Lalín (ver aquí), Galicia, quién nos habló sobre el personaje de Barriga Verde, recuperado por su compañía. A destacar el documental realizado por la productora Tintimán titulado: “Morreu o demo, acabouse a peseta” (ver aquí).

Anxo García, Viravolta, Barriga Verde
Anxo García en el Simposio de Barcelona sobre Polichinela.

A lo largo de sus treinta años de historia la compañía Viravolta ha participado en todos los esfuerzos que se han hecho en Galicia para recuperar la figura del títere tradicional de Galicia, Cristovo primero, Barriga Verde después, y de los titiriteros que trabajaron en sus espectáculos con estas figuras, en concreto la Familia Silvent que fueron los introductores de Barriga Verde.

Barriga Verde
El antiguo teatro de los Silvent.

Nuestro acercamiento a la figura de Barriga Verde y el trabajo desarrollado sobre dicho personaje parte de una necesidad personal de saber de las personas que, antes que nuestra generación, se dedicaron a los títeres en Galicia y de sus experiencias personales y profesionales. ¿Quiénes eran? ¿Cuál era su trabajo? ¿Cómo vivían?. Entre las décadas de los setenta y los ochenta del anterior siglo aparecieron muchas de las compañías que actualmente trabajan en Galicia, entre ellas la nuestra, todos habíamos oído hablar de Barriga Verde, algunos recordábamos haber visto algún espectáculo en nuestra infancia, alguno había llegado a conocer a alguien que trabajara con ellos, pero nadie había conocido y muchos menos aprendido directamente de los titiriteros que trabajaban en las fiestas gallegas y que habían calado tan hondo en la memoria de los gallegos. Eso hizo que algunos decidiéramos emprender un camino, primero por conocer y después por recuperar el espectáculo de marionetas que tanto éxito había alcanzado en los dos primeros tercios del siglo XX.

Desde la perspectiva que dan los años transcurridos veo algo así como tres etapas en este camino, que me recuerdan el conocido símil de las ondas concéntricas que se producen en un estanque cuando alguien tira un puñado de gravilla, ondas que se forman en distintos puntos y distintos momentos pero que al fin consiguen agitar toda la superficie del agua.

Barriga Verde
Anunciando la función.

Una primera etapa, las primeras piedras que caen en la superficie del agua, la forman las escasas investigaciones anteriores a la que nosotros empezamos y que conocimos más tarde en el transcurso de la nuestra. Que sepamos sólo el dramaturgo Manuel Lourenzo y Santi Prego, actor y actualmente profesor en la Escuela de Arte Dramático de Vigo se preocuparon de investigar sobre Barriga Verde, una figura de la que, en los ambientes del teatro profesional, todo el mundo hablaba pero casi como si fuera un fantasma del que nadie sabía nada con certeza. Los dos pusieron a nuestra disposición con total amabilidad los escasos datos que ellos habían conseguido, así como unas primeras fotos de uno de los títeres.

Barriga Verde
Barca encontrada del viejo teatro de los Silvent.

Es de destacar la escasa atención que la figura de Barriga Verde y en general el teatro popular tuvo para los intelectuales gallegos que durante nuestra investigación se fue manifestando con cuentagotas, y con cuentagotas siguen apareciendo algunos artículos, pequeñas reseñas de Vicente Risco, Piñeiro Ares, Álvaro Cunqueiro, Trapero Pardo, Manuel María….

La segunda etapa, más piedras cayendo en el estanque, es nuestra investigación que inicia como dije ese preguntarnos por los titiriteros anteriores a nosotros y que no llegamos a conocer, pero que coincide con la convocatoria de unas ayudas para investigación cultural por parte de la Xunta de Galicia, lo que nos anima a proponer esto a un antropólogo que acabábamos  de conocer, Daniel Fernández, que inmediatamente se interesa en nuestro proyecto. Sin concesión de ningún tipo de ayuda, nos ponemos a la faena teniendo como única información algunos recuerdos de amigos y conocidos y un artículo en la Gran Enciclopedia Gallega.

Barriga Verde
Barca encontrada del viejo teatro de los Silvent.

Ya desde el principio los resultados obtenidos, a veces de forma casual nos animan a continuar realmente hasta hoy en día la búsqueda de datos sobre estas familias de titiriteros, su vida en los duros años de principios de siglo y de la posguerra y sus espectáculos.

Barriga Verde
Barca encontrada del viejo teatro de los Silvent.

Podemos destacar entre estos resultados de la investigación en aquellos días:

Conocemos y entrevistamos al último manipulador conocido, Manuel Silvent que nos pone en la pista de la compleja familia que íbamos a estudiar, los hermanos José Santiago y Julia Silvent.

Por medio de Manuel localizamos, entrevistamos y podemos hacer fotografías del material que se conserva en casa de Alfonso Silvent, el menor de los hijos de José Silvent y que conserva el patrimonio de la familia.

Intentos infructuosos de contactar con la familia de Santiago. Por la dificultad que representaba el oficio que desempeñan casi todos los miembros de la familia, atracciones de feria y venta ambulante, en aquellos años en que aún no había empezado el boom del teléfono móvil

Investigación en Prensa, sobre todo el Progreso de Lugo en los días del San Froilán gran fiesta de Galicia y cita obligada de los Silvent. De este trabajo en hemerotecas destacamos el hallazgo del poema de aire lorquiano “Saludo (en verso)” de Luís Pimentel, esto nos trae al Pimentel acompañante de Lorca en su viaje a Galicia y el sueño no comprobado de la asistencia de Lorca al espectáculo de Barriga Verde.

Saludo
(En verso)

La luna trae tu carro,
hermano Barriga Verde;
la luna clara, la luna verde.

Traes el polvo y el sol del camino infinito.

En tu bruñida corneta,
notas punzantes, como tachuelas
para clavar tu caseta.

Tiembla la luz de acetileno
en tu caseta de lona.
Y subida a un palo se rasca la mona.
Dentro, la niña desdibuja un fox-trot
más triste que Charlot.

(Harina de centeno
sobre su rostro moreno)

La bandera española gotea anilina
y, en el alambre, hace equilibrios el hambre
vestida de percalina.

El caballo trisca al borde de la cuneta
y un sueño loco se mete en tu carreta.
¿Piensas en un circo lujoso
más grande que la tierra?

Tiembla la luz de acetileno.
Y en el parche de tu pandero, yo quiero escribirte este letrero
“La luna trae tu carro,
hermano Barriga Verde,
la luna clara, la luna verde”

Luís V. Fernández Pimentel
El Progreso 05/10/1927

De toda esta información recogida por nosotros nace en mi compañía la idea de recrear en un espectáculo la forma de hacer de los Silvent con su Barriga Verde para respondernos a la pregunta ¿Qué tal funcionaría hoy Barriga Verde?. Este espectáculo lo montamos y para su puesta en escena después de plantearnos algunas dudas sobre como debía ser nuestra adaptación teniendo en cuenta los años transcurridos tomamos las siguientes decisiones:

En cuanto a la dramaturgia elaborar un continuum con los distintos sketches que nos habían contado fue la solución que adoptamos enhebrando además algún sketch de la tradición europea

En cuanto a la manipulación y puesta en escena, algunas complicaciones de numero de personajes y cambios de escenografía así como el número de miembros de nuestra compañía que nos llevaron a aumentar hasta cuatro el número de manipuladores en lugar de uno solo que sería la forma más tradicional también decidimos obviar el uso de la palleta por las nuevas necesidades técnicas que nos imponía la nueva dramaturgia.

Barriga Verde
El nuevo Teatro de Barriga Verde de Viravolta.

Nuestra nueva versión de Barriga Verde se estrena en Lalín 1998 y desde entonces realizamos innumerables representaciones por toda Galicia y otros puntos del estado.

La tercera etapa está formada por las investigaciones posteriores a la nuestra, las que  conocimos contaron siempre con nuestro apoyo y les facilitamos siempre toda la información recogida por nosotros:

Jaime Iglesias, vecino de Lérez en Pontevedra, residencia de Alfonso, que realiza una documentada investigación sobre José Silvent el “auténtico Barriga Verde” y publica algunos artículos y folletos previos a la reciente publicación de su trabajo en un libro titulado: “José Silvent Martínez, o mítico Barriga Verde”

Marcelo Martínez que ya llevaba tiempo intentando hacer un trabajo documental sobre el títere tradicional europeo través de su productora Tintiman

Y el imprescindible impulso de Comba Campoy encargada de producción de la misma empresa

Es esta empresa la que promueve el documental “Morreu o demo, acabouse a peseta”, título que recoge la frase con la que los Silvent remataban el espectáculo, con dirección de Pedro Solla y fotografía de Cora Peña, equipo que consigue un resultado espléndido

La producción de este documental nos propone, además de utilizar el espectáculo que ya habíamos realizado, llevar a cabo una reproducción de la barraca para tratar de recrear las condiciones de exhibición en fiestas como San Froilán en Lugo o As San Lucas en Mondoñedo según alguna de las fotografías que habíamos recuperado en nuestra investigación y algún resto que quedaba, la taquilla y algunas piezas del frente.

Para esta reproducción establecimos las medidas de la barraca basándonos en las declaraciones de los herederos y personas que la recordaban y las proporciones que sugiere la única fotografía conservada de la última barraca de José Silvent, fotografía en la que se ve la taquilla que aún conservan. Realizamos toda la decoración exterior siguiendo las indicaciones de Alfonso Silvent que muy sabiamente nos recomendó “no engañar al público” y decorarla de una forma más adecuada al espectáculo que íbamos a ofrecer en su interior.

Creamos unos personajes que anunciarían la función en el exterior de la barraca lo que los Silvent llaman “hacer la puerta” y hicimos una pequeña reducción del espectáculo para que se adaptara en duración a las condiciones de las ferias. Esta nueva barraca se instaló con su espectáculo en sitios como Lugo, Santiago, Coruña, Pontevedra…

Con motivo de unas escenas necesarias para el documental subimos por primera vez al fallado de la casa familiar de los Silvent en Lérez donde sabíamos que se encontraba una pieza del frente de una de las barracas. El premio en esta ocasión fue el hallazgo de unos barcos y un pez que usaban en la representación de “El descubrimiento de América” adaptación a las circunstancias de un espectáculo de los fantocheiros portugueses sobre el Marqués de Pombal y la expulsión de los jesuitas.

Barriga Verde
El disco-libro de la productora Tintimán.

El gran impulso que significa el documental en la recuperación de la figura de Barriga Verde hace aparecer lo que es el cuarto puñado de piedras que cae en el estanque y hasta ahora el último. la creación del Proyecto Barriga Verde desde la A.C. Morreu o demo con un ambicioso programa de actividades que creo que harán definitivamente agitarse ese estanque que podría ser imagen de la cultura gallega en su totalidad y parafraseando a Álvaro Cunqueiro podríamos augurar “Mil primaveras más para Barriga Verde”

Como conclusión hablar de mi convencimiento de que lo que hizo Barriga Verde fue sustituir una tradición anterior del puccinella gallego, “os cristovos” por una más evolucionada en lo formal que fue la de los robertos portugueses, pero reconociendo que esta sustitución fue fácil y nada traumática porque lo que cambia es prácticamente en exclusiva el nombre dado a los títeres así durante mucho tiempo los gallegos siguieron yendo a ver “os cristovos” aunque su nuevo héroe se llamase realmente Barriga Verde.

Anxo García

Etiquetas: , , , ,