Nos han mandado, desde la Comisión UNIMA 3 Américas a través de Rubén Darío Salazar de Cuba, este texto de Gustavo Tato Martínez, histórico titiritero de Uruguay asistente a la reunión de Matanzas. Texto que llega para completar el testimonio, altamente emotivo en este caso, de lo que se vivió en este encuentro que fue de alta transcendencia, como se deduce de las opiniones publicadas hasta ahora. Con él cerramos este monográfico dedicado a la reunión titiritera de las 3 Américas, que precipitó su esquema organizativo gracias al eficiente catalizador alquímico del crisol cubano.

Unima 3 Américas

‘Por encima mío, los compañeros’, por Gustavo Tato Martínez

Voy a escribir como titiritero a otros titiriteros, a los que un día la UNIMA posibilito que en Cuba se cruzaran nuestros caminos, en la ciudad de los puentes.

Terminó el encuentro y fue como que uno dejara todas las energías allí, doce horas de vuelo en absoluto silencio (la procesión insubordinada iba por dentro) al llegar a Uruguay al día siguiente, cargando los tachos para darle de comer a los puercos, observando el terreno donde no quedó ni un plantín de maíz, pues se lo comieron las tres ovejas,… un barullo de todo aquello, daba vueltas sobre uno,… hablaba, reía solo, o los ojos se nublaban o todo al mismo tiempo.

Claro,… uno, normal nunca.

Unima 3 Américas
Raquel Ditchekenian y Gustavo Tato Martinez.

Pero ahora estaba con Raquel que conoce mis fuerzas y debilidades y sólo una mirada de ella me hacía volver de ese viaje interior y estar feliz de sentirme vivo y estar compartiendo con ella, esta testaruda y magnífica tarea de hacer títeres.

Pasé hasta ahora, callado,… mirando volar los pájaros, descubriendo que los cardenales de penacho marrón claro, eran pichones, pues el de penacho rojo colocaba en su pico lo que levantaba del piso, siempre atentos, siempre alertas, a todo movimiento y sonido, mientras una columna de hormigas pequeñas marchaban una tras otra internándose entre los pastos… observando todo esto, más, pensando en todo lo que hay para hacer,… rumiando pa dentro.

Cuba es única, gobierno, cultura, artistas, en su diversidad exuberante y caribeña forman una misma columna, más allá de discrepancias y disensos (una charla en la calle de béisbol, a uno le parece una pelea), así y todo camina unida, allí estuvieron autoridades todas, se presentaron, saludaron, nos sacamos fotos, nos trataron como hermanos que se encuentran después de un largo viaje.

El Centro de Documentación de las Artes Escénicas tiene más material titerero Uruguayo que los propios uruguayos, allí se homenajearon en diferentes oportunidades a los compañeros que colaboraron en los 60 como el Cholo Laureiro y Gustavo Sosa Zerpa y en otra oportunidad a Irma Abirad, maestros titiriteros uruguayos.

Al terminar la última reunión, me encerré en un baño a llorar, quería parar y no podía, si lloré con estos 58 años que llevo sobre el cuero, lloré por reafirmar que nadie se salva solo, lloré con la plena convicción que “de las derrotas crear primaveras”, fueron dos meses previos de angustia y porque allí, nadie fue más que nadie y de nadie es lo que a todos pertenece,… me comprometí como hace tiempo no lo hacía, porque vale el intento de una Unima Latino América acorde al momento histórico de nuestros pueblos, en donde formarse para ser mejores personas y profesionales.

Nada de lo pasado fue sacrificio, nada en el presente es sacrificio,… cuando el deber se transforma en amor, en cariño y allí el otro, la simple ecuación que nos descubre el: Nosotros.

Unima 3 Américas
Títeres Girasol, con Gastavo Tato Martínez en la obra “Barrio Sur o Medio Mundo”. Patio del Museo Farmacéutico de Matanzas, junio de 2012.

Hoy estoy más viejo, más zorro y menos gallo, y parafraseando a León Felipe: “me durmieron con todos los cuentos” pero,… las brasitas del fogón que hay en el pecho, aún siguen intactas y sin perder la capacidad de asombro.

Allí asumí una posición de tratar de negociar con organismos regionales e internacionales, no sé cómo hacerlo, pero sé que hay que hacerlo, allí sentí la emoción y la energía de gente tan cascoteada como uno, allí descubrí que: “Los malos no eran tan malos y los buenos no eran tan buenos”. Que la historia no es lineal, ni personal cuando de un organismo colectivo se trata y me interrogaba en lo más profundo: ¿los allí presentes,… son mis compañeros?

Unima 3 Américas
Calle de Maranzas.

Como quisiera tenerlos a todos aquí y abrazarlos y decirles que les quiero mucho.

Mi lenguaje para muchos es rara: “Esto es una bomba” y me preguntaron si eso era bueno o malo, vi el asombro en sus rostros, supe develar sus sueños más simples, en esa ansiedad que quiere todo ya, pero que sabe que el camino es largo y en el que quizás,… algunos no veremos los frutos de tanta lucha.

No voy a nombrar a nadie porque todos son ese palito que golpea la colmena, que llama al enjambre a estar en movimiento, llevo sus rostros prendiditos en el pecho, con el orgullo de ser más, de construir en plural desde donde se gesta la dignidad humana.

Nos llegó la hora compañeros de demostrar que las palabras pasen a ser hechos, nos llegó la hora de luchar por la unidad integradora, pluralista, anti machista, anti egocéntrica una lucha frontal para felicidad de quienes incluso aun no han nacido.

Sepan que estoy allí junto a ustedes, al igual que están acá en cada acto, cuando tomamos un títere, una azada, o pialando ovejas, sepan que esta figura desgarbada, está allí junto a cada uno de ustedes con la humildad de quien nada pide y resuelto a entregarse en cuerpo y alma.

Unima 3 Américas

Recuerda: en vos va toda la felicidad de un continente a cuesta.

Gracias a todos y de todos necesito sus palabras, su ayuda militante,… al terminar esta carta,… tomo la mochila, coloco en ella lo imprescindible: pedacitos de un nosotros en construcción, mechoncitos de emoción colectivizada, el silencio de palabras nunca pronunciadas y besos que quedaron suspendidos cual estrellas en el espacio infinito del querer, ese es mi arsenal del alma, respiro hondo y me cuadro en medio de esta soledad del campo, bajo el sol abrazador de diciembre,… nombrándolos uno a uno bien bajito, para que las hormigas lo lleven al centro de la tierra y subleve a las aguas subterráneas, para que los pájaros lo disemine cual semillas con la compartimentación del viento, para que el tiempo (siempre el maldito tiempo) nos permita florecer en las gentes, en cada niño de Nuestra América,…

Gracias Unima por ser más de lo que pensaba, te llegará el día en que mujeres y hombres libres de egoísmos, sepan que la dignidad se construye con todos y que el poder solo es válido y derrama salud cuando es compartido y lleva la trasparencia de quien nada oculta.

Gracias a todos por ese momentito.

La vida y lucha,… continúa!

TATO

Etiquetas: , ,