Cuando Blaise Gagnon anunció a través de su Facebook que ya no trabajaba en el Festival International des Arts de la Marionnette à Saguenay – ManiganSes, los medios de comunicación canadienses ya sabían de la quiebra del festival. Algunas semanas más tarde, el 4 de enero de 2013, el Consejo de Administración lo declaró oficialmente. La asamblea de acreedores fue ayer, día 28 de enero. Una noticia muy triste para el sector de los títeres, las artes y el teatro.

maniganses

ManiganSes abrió el pasado september con una interesante exposicion y espectáculo de Théâtre de la Pire Espèce sobre la vida y la obra de Felix Mirbt. En la foto, recepción de los asistentes invitados al espectáculo.

Réjean Laforêt, presidente del distrito Jonquière-Saguenay y miembro del Consejo de Administración de ManiganSes desde hace cinco años, dijo a través de Radio Canadá que sentían mucho esta situación, pero que ya no era sostenible  (escuchar el audio aquí). Con una deuda total de $600.000 frente a $125.000 de activos, ManiganSes todavía tiene que resolver el pago de los muchos de sus acreedores. Pero las dificultades económicas ya se sabían perfectamente al cierre de la edición 2012, el pasado 23 de septiembre, y posiblemente mucho antes de ese día, a pesar de que esta edición tuvo un nuevo plan financiero con un crecimiento del presupuesto de $150.000 respecto a ediciones anteriores, según las declaraciones de Laforêt. Además, este año hubo un pacto para la región con el apoyo del Gobierno canadiense. El 13 de septiembre, al inicio del festival, el Gobierno publicó una nota en su sitio web para anunciar que se garantizaban 261.000 dólares de fondos no reembolsables en virtud del programa de Diversificación Comunitaria del Desarrollo Económico de Canadá. Denis Lebel, Ministro de Transporte, Infraestructura y Comunidades y Ministro de la Agencia de Desarrollo Económico de Canadá para las Regiones de Quebec, dijo: “Al prestar este apoyo financiero a ManiganSes, el Gobierno de Canadá está demostrando su firme compromiso con la promoción del crecimiento del turismo, un sector de alto rendimiento para la economía regional, así como para las economías de Quebec y de Canadá”. (leer aquí).

maniganses

El alto coste de

Tal vez por eso Blaise Gagnon, el que fue Director General del festival hasta el pasado 14 de diciembre, se mostró contrario a la declaración de quiebra a través de una nota que envió a la revista Puppetring. “Quien invocó dificultades económicas fueron los miembros del Consejo de Administración y esas personas decidieron presentar la quiebra a un síndico”, nos dijo. Como nosostros asisitimos al festival, sabemos que estos problemas existían desde el principio. Pero Gagnon añadió: “Yo no habría declarado la quiebra!”

Desde que se conoció públicamente la situación, varios medios de comunicación (entre los cuales ‘Jeu. Revue de théâtre’) han señalado el alto costo de la edición 2012 como la principal causa. En particular, la producción de La quête du Dragon, el espectáculo de calle escrito por Eric Chalifour, director artístico del festival, y puesto en escena por Louis Gagné, que costó un total de medio millón de dólares (ver nuestro comentario aquí). Gagnon no negó que esta fuera la razón por la que quebró el festival, pero también dijo que no era sólo por eso: “‘La quête du Dragon’ no es verdaderamente la causa de esta situación, es sólo una parte de ella, como el conjunto la última edición”. Chalifour no ha respondido a las preguntas que le hemos enviado en varias ocasiones.

carrignon

Espectáculos de primera línea estuvieron presentes el la pasada edición, como éste, del francés Christian Carrignon,

Los detalles de la situación en su conjunto no han sido revelados. Si había otras opciones antes que declarar la quiebra o no las había es algo que nadie fuera de la organización sabe. Ni siquiera hemos sabido directamente quiénes son los tres trabajadores despedidos en diciembre más allá de Blaise Gagnon, o, más preocupante aún para los títeres, si habrá nuevas ediciones en el futuro. Nadie ha respondido a esto. Pero esperemos que los responsables del Consejo de Administración del festival y del Gobierno de Canadá seguirán teniendo en cuenta los títeres como una buena manera de lograr el aumento del turismo en la zona, como querían. Y, sobre todo, que trabajen para el mantenimiento de la reputación internacional de un festival que se inició con éxito en 1989.

Etiquetas: , ,