(Seok Yong con Hong Dongji y la Serpiente. Foto de João Costa)

Uno de los grandes placeres de participar en festivales cuando giras por el mundo, es descubrir nuevos espectáculos y curiosidades dignas de mención. Es lo que ha sucedido en Corea del Sur, cuando participé en la 13a edición del Jeongseon Puppet Festival en la pequeña localidad de Jeongseon, a 200 kms a surdeste de Seoul, Corea. Un festival en el que han participado compañías de Portugal (Maozorra con el teatro Dom Roberto), Bulgaria (Trio Theatre), Japón y Corea.

Momento de la representación. João Costa.

De los espetáculos vistos, me llamó particularmente la atención el de la compañía FFWANG, dirigida por Seok Yong, titulado Hong Dongji y que consiste en una adaptación titiritera de la tradición coreana del guante, que tiene a Hong Dongji de protagonista, al lenguaje de los guaratelle napolitanos de Pulcinella. Obra estrenada y realizada en diciembre de 2018 por el propio Seok Yong, con títeres construidos por el italiano Jimmy Davids.

Momento de la representación. Foto de João Costa.

En realidad, Seok Yong ha partido de los personajes propios de la tradición coreana -Sismi, la cobra-serpiente; la novia de Hong Dongji, el Viejo, el Monstruo, el Policía malo y la Muerte, además del personaje principal Hong Djongi- y los ha adaptado a los ritmos y a los usos de una fusión entre el Pulcinella italiano, el Puch and Judy inglés y el Guignol francés-. Hong Dongji se asemeja mucho a Pulcinella: de carácter vivaz y travieso, destaca por su color rojo, fruto de la opresión que sufre a causa de sus bromas, lo que le pone nervioso y agitado.

El personaje, a través de sus bromas y juegos, se enfrenta a diversos contrincantes un poco a la manera del Puch and Judy:  destaca la serpiente Sismi con mucho protagonismo a lo largo del espectáculo por sus piruetas y su sonido particular, participando de este modo en la musicalidad y el ritmo característico de los títeres tradicionales europeos.

Yoon Hyejin, a cargo del Gyageun. Foto del Jeongseon Puppet Festival.

Cuenta la obra con la intervención de un músico a cargo de un instrumento tradicional coreano de 12 cuerdas -el Gyageun-, interpretado por Yoon Hyejin, quien interactúa musicalmente con el personaje principal durante el espectáculo. La tonalidad musical del Gyageun da a la obra un estilo inconfundiblemente coreano, y otorga al personaje una personalidad propia. Motivo más que suficiente, junto con todas sus demás características, para añadirlo en el catálogo de los títeres populares del mundo, a modo de un singular primo oriental de Pulcinella, a sumar a todos los héroes polichinescos europeos y no europeos del teatro tradicional de títeres.

Títeres populares de Corea. Foto Seok Yong.

Charlando después del espectáculo con el artista-titiritero Seok Yong, supe que el espectáculo de formó a partir de unos vídeos vistos en youtube del napolitano Salvatore Gato.

Títeres populares de Corea. Foto Seok Yong.

En su participación en el festival, Seok Yong, no usó la lengüeta porque, según sus palabras: “los sonidos aún no se me distinguen bien”.

Títeres populares de Corea. Foto Seok Yong.

Sabiendo como sé que los sonidos más fáciles de producir con la lengüeta son silabas formadas con una R sonora, como RA o POR, Yong se enfrenta a un verdadero desafío: la lengua coreana no tiene silabas con R. Aparte de estos retos que esperan a Yong, su espectáculo está provisto de ritmos, tiempos y juegos articulados que respetan las características principales del género tradicional europeo de títeres, despertando el interés del público infantil y adulto.

Títeres populares de Corea. Foto Seok Yong.

Qué puedo decir sino felicitar a Seok Yong por el coraje de su inspirada iniciativa, una contribución dotada de estilo propio a añadir a las formas europeas e internacionales del teatro de títeres tradicional.

Títeres populares de Corea. Foto Seok Yong.

Etiquetas: , , , , , ,