Cuando los creadores contemporáneos hacen suyos los clásicos de la literatura infantil el resultado suele ser positivo y enriquecedor. Todos conocemos la historia de La Ratoncita que barría la escalera y su trágico final, pero en la era del feminismo, donde las féminas tomamos el control de nuestras vidas, una historia así no sería creíble o al menos dejaría muchas dudas entre los espectadores. En cambio, si se retoma el cuento con originalidad, indagando cómo la protagonista puede escaparse de las garras del gato, el cuento cambia y su sentido también.

La adaptación publicada por editorial Baula, hecha por el colectivo Vivim del cuentu, fue la inspiración para los titiriteros Lindes Farré y Gerard Garcés de la compañía Deliri, quienes han creado un espectáculo en sintonía con los valores de la actualidad y cercano a los más pequeños.


La rima y el ritmo aparecen en escena creando un juego poético que nos invita a seguir a los actores. Con una escenografía sencilla, los elementos tejidos a mano y una línea narrativa clara, este espectáculo conecta de inmediato con el público familiar. Los adultos conocemos la historia y vemos su transformación en positivo y los niños se divierten con los recursos escénicos de los intérpretes.

Gerard Garcés interpreta múltiples personajes, cada uno con gran destreza y seguridad. Su faceta de clown se expande para diversificar y nutrir los pretendientes de Martina y hacer reír a la audiencia. Por su parte, Lindes Farré creadora también de la escenografía y los elementos puestos en escena, nos lleva de la mano de Martina, personaje vestido por un hermoso títere que nos seduce por su picardía y humor, con una manipulación cuidada, el personaje se gana la simpatía de todo el público.


Antes de iniciar la historia central del espectáculo, Martina va a la librería y se compra un libro, cuando empieza a leerlo e interpretarlo junto a su amigo el librero, los amantes de la literatura infantil sonreímos al reconocer que es una versión de la maravillosa fábula del poeta venezolano Aquiles Nazoa La Ratoncita Presumida, esta historia dentro de la historia, lejos de confundir, nos ayuda a entrar en los códigos lúdicos que plantean los personajes en el espectáculo y nos resalta la importancia de dejarse llevar por una buena lectura.

Sencillo, pero con gran potencial,  La rateta Martina i el ratolí Serafí no sólo nos invita a leer para conocer el mundo y sobrevivir en él,  sino que nos motiva a tejer desde los materiales más sencillos un universo entre la narración y los títeres.

Su estreno fue el sábado 27 de abril y se estará presentando en la Sala Fénix de Barcelona el sábado 4 y domingo 5 de mayo a las 17h.


Ficha artística:

Compañía Deliri
Adaptación del texto y construcción de títeres: Lindes Farré
Interpretación y manipulación: Gerard Garcés y Lindes Farré
Música original: Santi González
Diseño de luces: Ramón Pasqual
Adaptación del cuento La Rateta que llegia a l’Escaleta de Vivim del Cuentu

 

Etiquetas: , , ,