Javier Aranda presentó Vida en el Teatro del Mercado de Zaragoza. Tras el éxito de su anterior espectáculo Parias, había expectación entre sus incondicionales por ver que aportaba en este nuevo espectáculo. Vida no defraudó las expectativas creadas.

Dos manos y el universo de una canasta de costura, así resume Javier Aranda su espectáculo y acierta plenamente, nunca mejor explicado: dos manos y una canasta, que crean un universo repleto de sorpresas, magia, que conmueven gracias a una técnica muy depurada y limpia; las manos del titiritero se convierten en personajes llenos de vida que van evolucionando en un devenir lleno de ingenio, que convierte el ciclo de la vida en una sorpresa continua que no por evidente deja de estar llena de buen humor. El macho, la hembra, el teatro dentro del teatro, el amor, la vida, el nacimiento, la adolescencia y el volar siempre libres, el sencillo paso del tiempo que se une a una dramaturgia, que parece inexistente, y sin embargo sostiene todas las acciones y las hace creíbles, permitiendo que el espectáculo vaya crescendo. Hay una historia que contar y defender, hay teatro.


Vida combina momentos llenos de ternura, tratados con un fino humor, con la improvisación más ácida del títere popular. Destacar, de una manera sobresaliente, la constante relación del titiritero con los títeres, fruto de sus manos, fruto de la auto-observación que este trabajo titiritero conlleva, siempre con las miradas cómplices entre el creador titiritero y el títere creado, reflexión sobre lo que vemos y no vemos en el teatro, la esencialidad, el oficio, la magia, el buen hacer, en una palabra, el TEATRO con mayúsculas.

Lo más interesante es ver cómo Vida nos lleva a una realidad doble, mediante la transformación del recuerda. Una realidad construida con pequeños detalles que Javier los hace sutiles.


Una escenografía que funciona y que marca una diagonal en el escenario, una línea de vida, desde el comienzo, recordando a la madre y su cesto de costura, hasta la ventana final donde el hijo vuela libre. El ciclo de la vida se repite, contado por un titiritero, Javier Aranda, que tras su excelente Parias, en el que la crudeza y el esperpento reinaban, elabora en Vida un espectáculo optimista y divertido.

Vida es un espectáculo para superar esa imagen rancia del títere como algo menor, como una mera diversión para niños. Vida es un producto hecho con rigor, con conexión con los lenguajes escénicos contemporáneos.

Un espectáculo imprescindible para los amantes del buen Teatro y por supuesto del arte milenario y popular de los títeres. Un placer para el recuerda. No se lo pierdan.

Esteban Villarrocha Ardisa

 

Vida
Espectáculo de Javier Aranda
Idea, dirección e interpretación Javier Aranda
20 de Octubre de 2017
Teatro del Mercado de Zaragoza

Etiquetas: , , ,