La histórica y reconocida compañía Los Titiriteros de Binéfar, fundada por Pilar Amorós y Paco Paricio, llegan a sus 40 años de profesión pletóricos de proyectos y de nuevos espectáculos (ver artículos en Titeresante aquí  y en Putxinel·li aquí).

Y lo hacen sumando a los premios recibidos a lo largo de su carrera (con el flamante Premio Nacional de Teatro Infantil y Juvenil recibido en 2009) importantes y emotivos reconocimientos, como lo es haber recibido la:

Medalla al Mérito Profesional

Procede este importante reconocimiento del Gobierno de Aragón. Reza el decreto de concesión:

Dispongo:

Artículo único. Otorgar la Medalla al Mérito Profesional a la compañía Titiriteros de Binéfar, en reconocimiento a su dilatada trayectoria, que alcanza ahora los cuarenta años, represen­tando a nuestra comunidad como uno de los principales referentes de las artes escénicas y como transmisor incansable de las tradiciones de la misma.

Con la concesión de esta medalla, el Gobierno de Aragón quiere dar valor al trabajo que ha desarrollado la compañía generando espacios y entornos favorables a la difusión de la cultura y que ha hecho del títere un elemento destacado en lo que a artes escénicas de nuestra comunidad se refiere; así como su acercamiento a los jóvenes de diferentes genera­ciones, asumiendo el constante reto de la renovación y, también, formación del público, creando espacios llenos de magia y de sueños.

Zaragoza, 10 de abril de 2018.

Firman la Consejera de Educación, Cultura y Deporte, María Teresa Pérez Esteban, y el Presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán Montanés.

Y a la concesión, la respuesta de la compañía, en boca de su alma mater Pilar Amorós

A menudo de niña mientras me vestía con una enagua de Pilarín, mi madre, un bolso de mi abuela y unos zapatos enormes  de tacón; mi padre Paco cantaba boleros y tangos y me enseñaba aquello de:
Quién dirá que no son una, la rueda de la fortuna.
Quién dirá que no son dos, las campanas del reloj.
Quién dirá que no son tres dos almendras y una nuez. Quién dirá que no son cuatro, las patitas de mi gato”… hasta
Quién dirá que nos son doce las que dan a medianoche … Y así me ayudaba a espantar los miedos.

 …Pasó el tiempo… y yo me enamoré de Paco y de los títeres y poco a poco…
“Pito pito colorito dónde vas tú tan bonito a la era verdadera pin pon fuera tú te vas y tú te quedas”…y se quedó Ana Tere y se quedó Angel y se quedó Quiri y  se quedó Merce y Matías y Luis y Faustino. Y llegó Elena, y  Nacho, Miguel y Rafel
Y se quedaron también Pablo y Marta y Eva, mis hijas titiriteras, que ahora mismo están titireando en Oviedo.
Y así con filosofía y algo de poesía, usando avión y furgón, desde Palestina a la China...
… con bandidos, brujas, dragones, raposas,  cigüeñas y hasta con La Tarara que es mi favorita:
 “la tarara sí la tarara no, la tarara madre que la bailo yo”… fuimos  convirtiendo la pasión en profesión y la profesión en vida.
…Y hoy, aquí y ahora nosotras y nosotros más alegres que unas castañuelas recibimos con gratitud esta medalla al mérito profesional que es el abrazo de todas las gentes de Aragón.

Moltes gracies
Muitas grazias
Muchas gracias


Los 13 MANDAMIENTOS DE LOS TITIRITERO

¡Atención!, cuando se alcanza esta edad provecta, vale la pena escuchar lo que la experiencia, el humor y la maestría dictan a modo de irónica enseñanza de esta arte de la distancia que son los títeres. Dictaminan así sus 10 Mandamientos los Titiriteros de Binéfar:

PRIMERO: El público es lo primero, míralo a la cara durante la función, despídelo al acabar.

SEGUNDO: Cuida al personal técnico y de sala, pues durante el espectáculo estás en sus manos.

TERCERO: La mejor función será la próxima.

CUARTO: En el restaurante primero si pide la comanda, después se lavan las manos. Si no quieres postre pide fruta para el viaje de regreso.

Eva Paricio, en Maricastaña.

QUINTO: Los títeres son sólo muñecos, pero hay que conocerlos bien. Como si fueran un instrumento de música.

SEXTO: La función siempre sale adelante.

SÉPTIMO: Estamos dónde estamos porque somos equipo: oficina, taller, costura, carga, también están en el escenario.

OCTAVO: Por la noche turnos cortos de conducir.

NOVENO: Al público infantil trátalo con inteligencia y sensibilidad. Decimos “echar comedia” porque es una siembra en los corazones.

DÉCIMO: El escenario es nuestra Patria, en ella tenemos derecho a agua…

UNDÉCIMO: Desde la furgoneta de los Titiriteros siempre se responde el saludo de un niño.

DUODÉCIMO: Aprovecha el trabajo de montaje para calentar y repasar, concentrarte y ponerte en lugar del público.

Y DÉCIMO TERCERO: El bolo completo son las 7 partes: carga, viaje, montaje, función, desmontaje, regreso y descarga.

Estos 13 mandamientos se resumen en dos:

LOS DOS: ¡El público es lo primero, y si hacemos bien nuestro trabajo la sociedad será mejor!

¡De sabios y de prudentes será seguirlos!

Etiquetas: , ,