Una triste noticia ha sacudido los ambientes titiriteros anglosajones, ibéricos e iberoamericanos: la muerte ayer 1 de mayo de Rod Burnett, un conocido y muy querido titiritero británico, y famoso Professor of Punch and Judy, tal como se llama a los practicantes del arte polichinesco tradicional británico. Como me decía su amigo Eugenio Navarro, Rod quizás ha sido el titiritero inglés que más se ha prodigado por la Península Ibérica, al ser una presencia fija en casi todos los festivales de títeres, a los que solía acudir no una sino muchas veces.

Era normal encontrarlo en las calles del Titirimundi de Segovia, o actuando de noche en alguno de sus patios, en Granada con el Rinconcillo de Cristobica, en las calles de Lisboa actuando para el festival FIMFA, en Tolosa para las sesiones nocturnas del Titirijai, en Gavà, Lérida, Valls, Alicante, Palma… En la Puntual de Barcelona solía actuar con periódica regularidad, aprovechando sus giras por el país. Seguramente no hay festival de la Península que no lo haya programado alguna vez. Aunque su fama también se extendió por medio mundo.

Solía venir con su espectáculo de Punch. Había conseguido algo muy difícil y que era muy valorado por público y programadores: mantener el verdadero espíritu duro, rebelde y egotista del Punch and Judy histórico, pero suavizándolo con sabia mano izquierda para hacerlo digerible a los papás y mamás de hoy, siempre tan sensibles a las salidas de tono de la cachiporra. Las puntualizaciones que hacía en este sentido iban dirigidas siempre a los mayores, pues sabía muy bien que a los niños no había que suavizar ni introducir nada. Consideraciones que explicitaba al público, con lo que consiguió algo muy importante: difundir, explicar y hacer pedagogía sobre la tradición de los polichinelas europeos al público español, catalán y portugués, sin restarle su fuerza indispensable.

Tal como explica en su biografía (ver aquí), Rod Burnet contactó por primera vez con Punch en los años setenta como estudiante en la Escuela de Arte de Falmouth, donde conoció al Professor Vernon Rose de ‘The Celebrited Theatre of Delights’. Con formación de escultor, rápidamente hizo sus propios títeres y montó su primer espectáculo.

En sus inicios, trabajó con otro gran titiritero y también Professor of Punch and Judy, Martin Bridle, con el que llegaron a presentar juntos espectáculos de Punch. Su primera experiencia con los títeres fue con Punch, pero con su compañía Storybox Theatre produjo muchos espectáculos de técnicas y estilos muy diferentes (ver aquí).

Desde Titeresante damos el pésame a su familia y a todos sus colegas británicos y Professors of Punch and Judy.

Etiquetas: , ,