(Imagen de la exposición El Teatro de Papel. Foto de Iñigo Royo)

Vale la pena detenerse en esta exposición que se inauguró durante el festival Titirijai 2021 y que se puede ver hasta el 1 de abril de 2022, titulada El Teatro de Papel y que ha sido realizada por este gran titiritero y coleccionista francés que es Alain Lecuq, especialista en este tipo de teatro. Contó para ello con la colaboración de su compañera Narguess Majd, titiritera, dramaturga y profesora iraní que desde hace años colabora con Alain en la misma especialidad del teatro de papel.

Narguess Majd y Alain Lecucq, a la izquierda, el día de la inauguración de la exposición. Foto de Ura Iturralde

Ambos, Alain y Narguess, fueron los artífices del curso que se realizó durante los días del Titirijai en el TOPIC de Tolosa, con participación de jóvenes aprendices titiriteros y algunos veteranos de España y Portugal. De él hablaremos al final de este artículo.

Imagen de la exposición El Teatro de Papel. Foto de Iñigo Royo

La exposición se ha realizado con piezas pertenecientes a la colección privada de la compañía Théâtre de Papier, seguramente una de las más ricas y variadas de las que hay en Europa, aunque su principal valor sea el conocimiento que se suma al propio interés histórico y artístico de sus componentes.

Visita virtual de la exposición aquí.

En efecto, Alain Lecuq lleva toda su vida de titiritero estudiando la historia del teatro de papel, recorriendo los museos, las colecciones expuestas y los historiadores que han profundizado en esta modalidad teatral que tuvo sus inicios a finales del siglo XVIII en Europa. Pero no solo eso, sino que él mismo se ha servido de los teatros de papel para actuar frente al público, sea con antiguas piezas de museo o sea con nuevas creaciones realizadas por su compañía. De ahí que su conocimiento sea realmente único, al conocer todas las facetas de lo que es y ha sido el teatro de papel.

Imagen de la exposición El Teatro de Papel. Foto de Iñigo Royo

La exposición muestra la enorme variedad de formas que este tipo de teatro ha ido mostrando a lo largo de los últimos siglos, con una gran variedad de procedencias, pues las hay de prácticamente todas las ciudades donde se imprimieron teatrillos de papel.

Un capítulo aparte merece el catálogo de la exposición, que en realidad es un librito completísimo de introducción al teatro de papel desde su aparición en 1812, cuando un pequeño editor inglés, Green, publica la primera fachada teatral, y que se vendía en las librerías. Aunque también nos habla de los antecedentes que durante el siglo XVIII hubo en algunos lugares de Europa, fruto de la ‘teatromanía’ que existió entonces, una necesidad de complementar las representaciones teatrales con grabados, imágenes de los principales actores, escenas de las obras de más éxito, etc. Por ejemplo, en Alemania, Martin Engelbrecht, a partir de 1730, imprime planchas para insertar en una caja y crear pequeñas escenas.

Imagen de la exposición El Teatro de Papel. Foto de Iñigo Royo

El catálogo recorre la historia del Teatro de Papel pasando por los distintos países donde hubo producción de los mismos. El orden de los países de más producción sería Inglaterra como el primero, seguido de Alemania y Francia. Pero la hubo en muchas otras ciudades, con algunos casos de importantes editoriales, como las existentes en Dinamarca, pocas en número, pero muy enraizadas en la cultura danesa, como nos explica Alain Lecucq.

En España, el principal centro productor fue Barcelona, con la presencia de importantes editoriales, como la estampería Paluzie que entre 1879 y 1920 ofreció catorce fachadas y cientos de hojas de decorados y bastidores, o la editorial Seix y Barral, fundada en 1911 como editorial gráfica, según explica Lecucq. Su particularidad era que vendían los teatros en cajas, con la fachada ya montada, sin escenario, una carpeta con los decorados, los personajes, los textos e incluso las entradas para los futuros espectadores. Se publican diez fachadas entre 1915 y 1953, acompañadas de veintitrés obras de teatro diferentes, todas contemporáneas, y grandes clásicos. Los teatros de Seix y Barral fueron muy célebres en toda Europa, por los acabados de sus fachadas, y por haber traducido a distintas lenguas sus textos.

Imagen de la exposición El Teatro de Papel. Foto de Iñigo Royo

En Madrid también hubo dos editoriales que publicaron teatros en hojas: la Editorial Hernando, desde 1902, especializada en material escolar y didáctico. En 1936 fue destruida por un bombardeo y se perdió todo su fondo editorial. La Tijera también imprimió teatros completos con sus libretos, desde 1917 hasta 1962, año en que cerró.

Imagen de la exposición El Teatro de Papel. Foto de Iñigo Royo

Un capítulo del catálogo muy importante es el titulado ‘La renovación’, pues nos introduce a la práctica contemporánea del teatro de papel, muy activo como explica Lecucq. Cita primero a tres artistas importantes que mostraron un interés creativo sobre esta forma de teatro:

– G.K.Chesterton, novelista inglés (1874-1936), quien crea textos, decorados, personajes y actúa con regularidad.

G.K.Chesterton con un teatro de papel

– J.B.Priestley, pintor e ilustrador (1871-1957), considerado como uno de los más importantes artistas irlandeses del s.XX, quien publica tres obras para el teatro de papel con sus personajes y decorados.

– Hermenegildo Lanz, titiritero, escenógrafo y decorador español (1893-1949), considerado como el primer profesional en utilizar el teatro de papel, con el Misterio de los Reyes Magos. Se presenta por primera vez en 1923 en Granada durante la famosa noche de teatro en la que participaron también Federico García Lorca y Manuel de Falla, y luego en París.

Imagen de la exposición El Teatro de Papel. Foto de Iñigo Royo

Como indica Alain Lecucq, ‘En la década de 1980 surge un interés más amplio por la reinvención del teatro de papel, para adultos o niños. Los artistas que se apropian de esta tendencia provienen principalmente de las artes escénicas o de las artes del títere. … El mundo del títere descubre una técnica cuyo coste posiblemente sea inferior y que desarrolla un imaginario muy fuerte. Muchas compañías en todo el mundo, producirán espectáculos de teatro de papel, aunque no se dedican únicamente a este arte. Citemos algunas compañías especializadas: Papierthéâtre y Théâtre de Table (Francia), De Paper y Tras la Puerta (España), Urich Chmel’s Papiertheater (Austria), Great Small Works y Microscope Toy Theatre (Estados Unidos), A Tarumba (Portugal). También empiezan a darse a conocer jóvenes artistas: Viviana Amaya (México), Noamí Lazzari (Italia), Fahimeh Abedini (Irán), etc.’

Vean este vídeo creado por unos estudiantes de Toy Theatre, bajo la supervisión del profesor Matthew Isaac Cohen, donde se explora la evolución del teatro de papel desde la tradición a la modernidad.

Curso sobre Teatro de Papel

Como antes de ha indicado, del 21 al 17 de noviembre tuvo lugar en el TOPIC de Tolosa un curso centrado en el Teatro de Papel dirigido por Alain Lecuq y Narguess Majd. El curso se inscribe en la Escuela de Otoño que el TOPIC y Unima del País Vasco ofrecen cada año durante el Titirijai, lo que permite a los participantes asistir también a los espectáculos del festival.

Alain Lecucq preparando una plantilla. Foto de Iñigo Royo

La gracia del curso es que enlaza la tradición proveniente del siglo XIX de los teatros planistas con siluetas recortadas de papel o cartón, con la práctica contemporánea del teatro de figuras, a través de las herramientas dramatúrgicas más actuales que permiten abordar la representación desde múltiples ópticas y perspectivas.

Narguess Majd dirigiéndose a los talleristas. Foto de Iñigo Royo

Narguess Majd es precisamente profesora de dramaturgia en la modalidad del teatro de papel, materia que enseña en diferentes escuelas de teatro de Francia y en muchos talleres realizados en todo el mundo.

El veterano Felipe Garduño junto a los miembros de su grupo. Foto de Iñigo Royo

Los participantes se organizaron en tres grupos y trabajaron la obra de Lorca La Casa de Bernarda Alba, con absoluta libertad en cuanto al abordaje.

El equipo de estudiantes portugueses en su presentación. Foto de Iñigo Royo

Más que representar la obra entera, algo imposible en un taller, se buscó mostrar algunas imágenes o escenas desde la óptica particular y diferente de cada grupo.

Presentación taller. Foto de Iñigo Royo

Los trabajos se presentaron el último día a un público formado por los invitados internacionales del festival más algunos espectadores del TOPIC. Unos resultados que asombraron a todo el mundo, por el impacto logrado con las simples imágenes y las escenas representadas, simples pinceladas que sin embargo dieron en la diana a la hora de hablar de algunos de los aspectos más importantes de la obra.

Otros momentos de las representaciones:

Fotos de Iñigo Royo

Etiquetas: , , , , , ,